Es normal necesitar refuerzos para las vacunas. (Piense en todos los refuerzos que recibió cuando era niño, para la varicela, el tétanos, la tos ferina y más).

La razón por la que las necesita es porque la vacuna no permanece en su cuerpo. Después de activar su sistema inmunológico para que comience a producir naturalmente los anticuerpos necesarios para combatir la enfermedad, la vacuna se disipa en unos pocos días.

A medida que pasa el tiempo, y si tiene la suerte de no estar expuesto al virus, su sistema inmunitario comienza a "retirarse", creando menos anticuerpos naturales. Sin embargo, con el virus todavía por ahí, el peligro no ha pasado. Los refuerzos son una forma segura de decirle a su sistema inmunológico que siga produciendo anticuerpos.

Los refuerzos también se pueden mejorar a medida que surgen nuevas variantes de virus, por lo que le brindan protección adicional contra el virus a medida que muta.

FUENTES:
https://health.clevelandclinic.org/covid-booster-shot/ (Clínica Cleveland)
https://www.yalemedicine.org/news/covid-19-booster (Medicina de Yale)

Actualización 01 / 19 / 2022